Turismo y Discapacidad

domingo, 27 de septiembre de 2009

Acerca de este blog

Es un blog que ha sido creado para facilitar el intercambio, trabajando y aportando a la construcción del conocimiento entre aquellos que compartan la misma motivación, sobre el aprendizaje continuo que plantea esta actividad.

Este es un espacio público de construcción colaborativa que tiene como objetivo trabajar, indagar, e intentar aportar conocimiento sobre aquellas cuestiones que presentan como eje temático al turismo. Dado a la extrema complejidad que presenta este fenómeno turístico es menester el aporte analítico y reflexivo de diferentes disciplinas para las que también ofrecemos este espacio.

Turismo y tecnología

Cada vez más destinos para ofrecer, y cada vez más novedades tecnológicas. A medida que el acceso a Internet se populariza, y la posibilidad de ofrecer nuevos tipos de productos crece, lo que encontramos es que los profesionales del mercado turístico están sobrepasados de información. Y ya no pueden seguir, por ejemplo, la evolución de las herramientas de marketing y promoción en Internet. Simplemente, no tienen tiempo.
Y aquí llega una pregunta: ¿realmente los profesionales del sector del turismo, como los agentes de viajes o los funcionarios públicos dedicados al tema, deberían estar al tanto de las tendencias en Internet? ¿Deberías conocer sobre formas de marketing, herramientas de publicación y estrategias de posicionamiento en Internet, tanto en Google como en redes sociales?
Se me ocurren dos posibles respuestas.
1) El mercado de viajes necesita “tecnológos”. Uso esta palabra porque no se me ocurre otra mejor, y la pienso con un sentido bastante específico: ayudar al mercado a seguir las tendencias en tecnología e Internet, y a elegir las herramientas necesarias para la compañía -”consultor en tecnología” también podria funcionar, pero siempre y cuando también conozcan el mercado de viajes. Por ejemplo, hoy muchas agencias y empresas están pensando si deberían implementar blogs, o cómo entrar en las redes sociales, y no tienen mucha idea de cómo hacerlo -y los ejemplos se pueden extender hacia otros lugares, como facturación, gestión, teletrabajo, y muchos otros. Sin ayuda, rápidamente estas empresas podrían perder el foco. Por las dudas: no hablo de implementadores, o vendedores de hardware o software. Me refiero más que nada a seguir tendencias más generales.
2) Pero a la vez, las compañías necesitan que quienes las guíen en ese proceso de decisiones sobre su incorporación de tecnología les dejen las herramientas en sus manos. Digo: tras dar cuenta de las tendencias del mercado, y seleccionar las herramientas, hay que capacitar a los empleados de la empresa en su uso. Pienso, por ejemplo, en todas esas empresas que dejan que terceros le desarrollen su sistema de facturación, o su página Web, y que después no pueden tocar una coma sin que les cobren por cada actualización. Con la cantidad de herramientas disponibles, eso ya no tiene sentido, en particular a la hora de modificar el contenido.
Entonces: tecnólogos que ayuden a los profesionales del mercado de turismo a estar al tanto de las tendencias relevantes en Internet y tecnología, pero que a la vez sean flexibles para ayudar a las compañías a usar las herramientas seleccionadas.
¿Realmente creen que hay un mercado profesional para los “tecnólogos”? Noto tanta desorientación en buena parte del mercado turístico que no sé si ya no es hora de comenzar a plantear algunas alternativas para este tema. Y como siempre, pueden dejar sus impresiones en los comentarios.

Fuente: http://www.blogdeviajes.com.ar/articulos/turismo-tecnologia-y-sobreinformacion

viernes, 25 de septiembre de 2009

Turismo y ecología

Crece el número de ecoturistas en el planeta. Una opción que beneficia no sólo a la naturaleza, sino también a las comunidades locales.

Según cálculos de la Organización Mundial del Turismo (OMT), se espera que en el año 2010 unos mil millones de personas se desplacen por todo el globo realizando viajes de placer, es decir, actividades turísticas.
Un gran parte de estos turistas la conformarán los "ecoturistas", personas que según la Sociedad Internacional de Ecoturismo "viajan de forma responsable hacia áreas naturales, conservando el ambiente y mejorando el bienestar de las comunidades locales".
El año 2002 fue declarado por la Organización de Naciones Unidas como el Año Internacional del Ecoturismo, incluyendo todo tipo de turismo basado en la naturaleza, en el que la principal motivación de los turistas es la observación y apreciación de ésta, teniendo muy presente el respeto hacia las culturas tradicionales prevalecientes en las zonas naturales.
Los expertos coinciden aseguran también que el turismo ecológico es un turismo alternativo que puede subdividirse en:
• Ecoturismo.
• Turismo sustentable.
• Turismo ambientalmente amistoso.
• Turismo de la naturaleza.
• Turismo rural.
• Turismo verde.
• Turismo científico.
• Turismo de "cabañas" ("cottage").
• Turismo de vida silvestre.
• Turismo de áreas prístinas ("wilderness").
• Turismo "safari".
• Turismo especializado ("designer").
• Turismo "duro".
• Turismo de riesgo.
• Turismo de aventura.

El turismo ecológico en cifras

Aunque no existen datos fidedignos para gastos a nivel mundial dedicados al ecoturismo, se estima que representa entre entre 10% y el 15%, aunque algunas predicciones optimistas llegan hasta 30%. Algunos estudios en los Estados Unidos de América revelan que por lo menos 30 millones de norteamericanos pertenecen a alguna organización ambiental o tienen un interés en protección ambiental, cosa que puede repercutir en planificar giras en otros países con atractivos naturales muy diferentes de lo que pueden encontrar en su país de origen.
En cuanto a la situación europea, luego de la feria española de turismo FITUR que se llevó a cabo en 1999, se llegó a la conclusión de que "el medio ambiente es la principal motivación turística para más de 20 millones de europeos". Se consideró asimismo que "las empresas medianas y pequeñas ayudan a preservar la autenticidad y a evitar la masificación".
Así el turismo hacia el Amazonas aumentó en 300% entre 1988 y 1989 y algo parecido ocurrió en Costa Rica entre 1992 y 2000, donde se estima que el 70% de los turistas realizan actividades ecoturísticas. Tendencias similares se visualizan en los últimos años en Venezuela, Panamá, Nicaragua y en general a nivel mundial.
Aunque los intereses varían, las actividades más populares son recorrer áreas prístinas y observar la naturaleza, las aves y otros animales, fotografiar la naturaleza, escalar, o visitar cuando hay buen acceso, zonas montañosas, incluyendo volcanes relativamente inactivos, recorridos en los ríos con balsas/kayak, explorar arrecifes coralinos, entre otras modalidades con toda clase de combinaciones.
Siempre hay también y lógicamente cierto turismo ecológico local con sus inherentes problemas, por ejemplo las tarifas relativamente altas. Cómo evitar que muchos de los atractivos turísticos sean accesibles sólo para personas pudientes y cómo favorecer personas de escasos recursos económicos, incluyendo estudiantes locales, constituye un reto continuo. En algunos países el número de ecoturistas locales es mayor que los turistas extranjeros, mientras que en otros como en Belice, la proporción es inversa.

Aspectos fundamentales del ecoturismo
Para que el turismo ecológico sea considerado como tal, debe cumplir con las siguientes premisas básicas.
El bajo impacto ambiental: Implica un turismo cuidadosamente regulado, practicado por personas genuinamente interesadas en la naturaleza, dispuestas a causar el menor disturbio posible y respetuosas de las costumbres locales. Una técnica para reducir tal impacto es la "zonificación" de áreas protegidas, delimitando las áreas más frágiles con acceso restringido mientras que en otras áreas se permita sólo la visita manteniéndose en el sendero todo el tiempo.
La conservación de la biodiversidad: El ecoturismo ha contribuido en atraer la atención sobre especies en peligro de extinción y fomentar su conservación como el caso del quetzal, ave mística en las regiones altas de los países centroamericanos, especialmente en los bosques nubosos donde se encuentra. Igual sucede con varias playas donde desovan tortugas marinas y que ahora son protegidas y visitadas por ecoturistas en giras nocturnas con el concurso de guías bien entrenados que vigilan que la observación por parte de visitantes no entorpezca las deposiciones de huevos de las tortugas hembras. Al igual que en Kenya donde se ha calculado cuanto más vale un animal silvestre vivo que muerto.
Desarrollo de actividades educativas y científicas: La habilitación para el ecoturismo de áreas protegidas ha aumentado considerablemente el interés hacia la flora y fauna y sus múltiples interacciones.
Beneficio económico: Los ingresos del ecoturismo tanto directos como indirectos son considerables y tienden a aumentar año tras año. Incluyen no sólo los gastos en hoteles, comidas, transportes, pago de guías, compra de artesanía, artículos fotográficos, sino también el pago de entradas a los parques nacionales y otras categorías de áreas protegidas. Cabe subrayar que lo pagado en el país por ecoturistas extranjeros y locales en general circula por bastante tiempo antes de inmovilizarse, lo que se considera favorable desde el punto de vista económico.
Mejoramiento de las áreas protegidas: Los ingresos económico obtenidos mediante el turismo económico, en gran parte gracias al ingreso de divisas extranjeras, deben reinvertirse en parte para la conservación y uso sostenible de las áreas protegidas y parques naturales que son visitados por los ecoturistas.
Combinaciones del ecoturismo con otras formas de turismo: La combinación de aspectos ecoturísticos con otros usos de la tierra, y otras actividades -como la arqueología- ha demostrado atraer un número cada vez mayor de ecoturistas.
Beneficios para las comunidades locales: El ecoturismo presupone interés y mejor comprensión de parte de los visitantes hacia las poblaciones locales, incluyendo pueblos indígenas y su modo de vivir. Estas comunidades nativas deben verse económicamente beneficias por la actividad del turismo.
Sin embargo en la actualidad también se han detectado problemas alrededor del turismo ecológico, los cuales deben irse resolviendo a corto y mediano plazo. Algunos de estos aspectos negativos son: Poca reinversión del aporte económico del ecoturismo en mejorar los recursos naturales, pérdida de derechos tradicionales de pobladores aledaños al recurso natural, excesiva influencia extranjera para cosechar los beneficios económicos del ecoturismo, construcción de infraestructuras hoteleras que casan impacto en el medio ambiente, efectos culturales adversos sobre poblaciones locales, y problemas de seguridad.
A manera de conclusión se puede afirmar que con el aumento de tiempo libre destinado al ocio en los países desarrollados, una proporción cada vez mayor de personas jubiladas "adultos mayores" y el interés creciente de poblaciones urbanas deseosas de reencontrarse con la naturaleza -a menudo estimulados por programas de televisión y otros que destacan los atractivos de vida silvestre- el futuro del turismo ecológico se presenta alentador.

Principios Generales de Ecoturismo
- Usar los recursos sosteniblemente.

- Reducir el consumismo y los residuos.

- Mantener la biodiversidad

- Mantener la diversidad natural, social y cultural de los destinos.

- Asegurar un ritmo, escala y tipo de desarrollo que protejan, en lugar de destruir la diversidad, la cultura local y las comunidades.

- Prevenir la destrucción de la diversidad natural respetando la capacidad de carga y adoptando el principio de precaución.

- Realizar seguimiento al impacto de las actividades turísticas en la flora y fauna de un área de destino.

- Favorecer la diversidad social y económica mediante la integración del turismo dentro de las actividades de una comunidad local y con su plena participación.

- Promover los aspectos singulares de la región, evitando la homogenización.

- Asegurar que el ritmo, escala y tipo de turismo favorecen la hospitalidad genuina y un mutuo entendimientoü Promover el turismo de acuerdo con la cultura local, el bienestar y las aspiraciones de desarrollo.

- Integrar el turismo en la planificación.

- Apoyar las economías locales.

- Involucrar a las economías locales.

- Consultar a la comunidad.

- Entrenar al personal en temas ambientales.

- Comercializar el turismo responsable.

- Realizar investigación.
Fuente: http://www.ecoestrategia.com/articulos/turismo/articulos/turismo01.html

El paisaje en el turismo

Las Tics en el proceso de comercialización

Tecnologia y Turismo

videos

Fuente:http://www.youtube.com/user/encuentro#p/a/C12BDAF749C02FB3/1/VFFN5FzF23E

Accesibilidad turistica en la Provincia de Buenos Aires


http://www.bairesquality.com.ar/bairesantiguo/index.htm